reflexiones

democracia

La desafección

Se ha generalizado masacrar en redes a quienes mostramos errores del gobierno. Es poco patriótico. Porque, al parecer, la patria es el bipartito. Es poco solidario. Nos acusan de regodearnos en contar cadáveres. Sin embargo, para mí, no dejar atrás a nadie empieza por no dejar atrás a los muertos.

filosofía

La notoriedad salvadora

Siempre me ha llamado la atención la ambigüedad humana en todas sus manifestaciones. Últimamente, me tienen enganchada las emociones ambivalentes que producen la pandemia y el confinamiento. También en ambos casos, todos nos vemos sometidos a ser incluidos en una categoría homogénea, sin diferenciar apenas.

cultura

Los aplausos.

Esa gente está superando su frustración a su manera. Pero, nada. Todo es una afrenta.Siempre hay que mirar el contexto. Y, en estos momentos, sería fantástico si aprendiéramos, además, a suspender el juicio respecto a cómo cada cual asume esta situación tan extraordinaria.

cultura

La pretendida superioridad moral es la lepra del siglo XXI

La pretendida superioridad moral te corrompe por dentro, como la lepra. Y la mejor manera de combatirla también consiste en aislar a quien lo padece, porque no tiene cura, y esperar que suceda un milagro. ¿Cuál? El milagro de la humildad intelectual. Porque son quienes se creen con la superioridad moral necesaria para dictar cómo debe ser la sociedad: más igualitaria.

cultura

Influencia y persuasión

Los libertarios vivimos en una especie de esquizofrenia. Por un lado, si solamente te centras en aspectos racionales de los problemas es porque no eres capaz de sentir como el resto de los humanos. Por otro lado, si rozas temas emocionales es porque no tienes capacidad para aportar argumentos filosóficos racionales.

cultura

El caso Wittgenstein

Vivimos en una sociedad en la que el silencio se interpreta como algo negativo. Reconozco que la farfolla es útil y necesaria cuando quieres enmascarar que quien tienes delante no te cae bien o que te resulta indiferente. Es la aliada de los tímidos, a quienes nos cuesta tanto relacionarnos. Pero yo prefiero, cada vez más, escuchar y observar que hablar.

filosofía

La vida en la autoconfirmación

En la era de la información instantánea, el ser humano ha cedido sus armas de pensar para dedicar su energía mental a la autoconfirmación. Enarbolamos la obra o el video de nuestro gurú favorito, en lugar de pensar por nosotros mismos y crearnos una opinión mesurada y concienzuda. Es más fácil: sólo hay que retuitear.

feminismo

Todo es Estado puro

Si colgamos en la percha de la desidia nuestra voluntad y nuestro empuje y nos lanzamos en brazos de los políticos (que son los ocupantes de la nave del Estado) eliminamos de nuestro horizonte nuestra propia capacidad de superación.